¿Porqué es necesario un grupo de crianza?

Hace unos meses iba en el autobús y escuché a unas señoras hablando de los grupos de crianza (no era mi interés escuchar su conversación, pero estando en un espacio reducido era inevitable). Todas coincidían en no tener claro cuál era el objetivo de los grupos de crianza y lo entendían como una cosa más de las nuevas generaciones.

Aunque es cierto que los grupos de acompañamiento post-parto y crianza son relativamente nuevos, proceden de una idea bastante antigua: la idea de un acompañamiento tribal en la crianza de los hijos.

Ya lo decía un proverbio africano “para educar a un niño hace falta la tribu entera”. Una idea que nuestras bisabuelas ya ponían en práctica: los conocimientos acerca de los cuidados del bebé se transmitían de una generación a otra, incluso era bastante común que varias generaciones convivieran en la misma ciudad o incluso en una misma casa.

Por el contrario, en la sociedad actual, la globalización, el ritmo y horarios de trabajo, las distancias y la movilidad general de la población dificultan el hallar este “apoyo tribal” en la familia extensa tal y como sucedía en generaciones pasadas.

Es por esto que los grupos de crianza cada vez son más solicitados por las familias que buscan ese espacio de contención, a la vez que tejen redes sociales y de acompañamiento en esta nueva etapa.


Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *